Publicado el 16 comentarios

El gigante microscópico

El gigante microscópico

Por: Carsan

Había una vez un gigante enemigo que era microscópico que se llamaba coronavirus que provenía de un País lejano, quien estaba unido con Fernando, a quien todo el mundo le decía fer. El covid poseía a fer y este último tocia, escupía, nunca le importaron las medidas de precaución y el virus ya estaba llegando a su país, pasando la frontera. El virus fue detectado por un policía que se llama Juanca y al virus lo mandaron a la cárcel por dos meses mientras tanto a fer lo cogió la policía por no llevar tapabocas ni guantes, le hicieron un proceso por no haber cumplido la norma de prevención, le impusieron una multa y un arresto por dos horas. Ese mismo día que arrestaron a Fer, coronavirus salió de la cárcel y como era microscópico se pegó a Fer por no llevar tapabocas ni medidas de precaución, lo infectó y los policías creían que ya habían sacado a coronavirus pero era mentira, porque se había pegado a Fer, luego Fer salió a las dos horas después de haber cumplido su sanción y continuo desacatando la norma porque no se ponía medidas de protección, entonces le siguieron poniendo multas todos los días que salía a la calle. Fer no quiso salir un día porque se sentía mal, luego fue al médico y le dijeron que había sido positivo para coronavirus, él pensó que coronavirus jamás lo iba a infectar y entonces muy sorprendido dijo que como iba a tener coronavirus, pero el doctor le pregunto que, si había usado medidas de protección y Fer respondió que no, entonces no tuvo otra medida que internarlo en el hospital, pasado unos días se curó del virus covid y pudo salir del hospital. Cuando ya había salido de hospital tomo un taxi pero el conductor de ese taxi era un enfermero infiltrado del hospital que lo recogió pero para hacerle una emboscada y se lo llevaron a un bunker, allí habían muchas personas gritando: ¡¡¡¡No me hagan nada, no me hagan nada por favor!!!! Y le iban a aplicar una inyección para enseñarle a cuidarse y usar medidas de prevención, pero el médico que le mandaron hacer eso, era bueno y no se la aplico y cogió a un enfermo que ya le habían aplicado la inyección por desjuiciado, para suplantar a Fer y luego pudo huir con fer. Fernando estaba demasiado agradecido con el médico porque le tenía miedo a las inyecciones, pero lo que nadie sabía era que Fernando era del FBI, además era dueño del Hospital y el coronavirus estaba aliado con Fer y se suponía que a él no le contagiaría ese virus, los médicos al saber quién era Fernando, pidieron perdón a diestra y siniestra por el complot que habían hecho para enseñarle a la gente con inyecciones a cuidarse y ser obedientes para contrarrestar a ese gigante enemigo microscópico y delataron a la persona que les ordenaba que era de nombre HARD. Él era un científico del país lejano, que creo el covid, luego lo capturaron, investigaron y todos los contagiados habían sido por los virus que había hecho Hard y cada uno tenía una manera especial para actuar en las personas, muchos de ellos eran con efectos asintomáticos otros no eran asintomáticos y otros tenían efectos tan fuertes que inmediatamente se les pegaba se morían.

Cuando moría la gente la dejaban en las calles y el virus seguían volando, volando y volando y pasaba fronteras y por eso se contagiaban las demás personas, aunque la mejor idea era llamar a la línea de atención del covid en el país como #123, la gente no llamaba, y peor aún no cumplían las reglas de medidas de precaución que había decretado el Gobierno tales como: no salir y quedarse en la casa, ver películas, comprar lo necesario los días que debían salir y no comprar sin control, porque todo lo que compraban debía alcanzar para subsistir en las casas, desinfectar todo lo que entraba a la casa, pues todo lo anterior permitía disminuir las posibilidades de contagio. Hard era además el ministro de comidas de su país y toda la comida pasaba por sus manos y decía que esa comida ya estaba desinfectada, pero en vez de desinfectarla Hard la contagiaba. El presidente de aquel País lejano, aceptó a Hard esparcir el coronavirus, pero se les salió de las manos y ya les fue muy difícil trancarlo por la desobediencia de la gente en cuanto a las normas de confinamiento y de prevención del contagio.

Los médicos eran inocentes de lo que pasaba pero había gente que los maltrataba cuando llegaban a su casa por la noches después de una rutina laboral muy dura, y les decían que se tenían que ir de esa casa para no contagiar a los vecinos, pero un niño llamado Carsan se dio cuenta de ese mal comportamiento de los adultos y tuvo la valentía para decirles y les escribió una carta que decía: ?No sean tan malos, los que trabajan en la salud no tienen la culpa ya que ellos nos están ayudando a recuperarnos exponiendo sus vidas, que era mejor que se pusieran en sus zapatos para sentir lo que siente el medico cuando recibe los malos tratos y amenazas, que pensaran que fueran ellos quienes recibieran esas amenazas pues no vivirían tranquilos, además que imaginaran que sin esos trabajadores de la salud no habría quien atendiera a sus familia o a ellos mismos si llegaran a sentirse con síntomas y entonces no era bonito tratarlos mal.? Por otro lado, le escribió una carta a los médicos, enfermeros y trabajadores de la salud que decía; ?Animo, fuerza, gracias por lo que hacen, son los héroes de este siglo?, y además los de este cuento.

Este niño muy inteligente nos dejó una gran enseñanza porque decía que: si se le quiere echar la culpa a alguien seria a quien los engañó, por decir mentiras, diciendo que la culpa era de los animalitos, porque decían que el virus fue por un murciélago que pico a una serpiente y la gente se comió la serpiente y se les pego el virus.

Estaba muy seguro y decía que: También se creó el virus para muchas personas que han sido malas en el mundo porque tenían que morir y la pandemia tenía que llegar como fuera, pero llegaba, porque eso dice la biblia. Dios está muy bravo, porque la gente ahora convirtió lo malo en bueno y todo lo malo ya es normal y la desobediencia es el factor más desobligante ante Dios y los niños estamos viviendo esta época fea, por eso debemos estar muy cerca a Dios para que entendamos realmente que es lo malo y que es lo bueno, porque la costumbre de lo que se usa no siempre es lo bueno ni lo mejor. Además, que debemos ser muy obedientes con nuestros padres y en esta época mucho más para cuidar nuestra salud, y ponernos tapabocas y guardar distancia entre los niños y las personas, que después volverá la época de poder jugar cerca a todos los niños, pero que nos tocó en esta generación esta pandemia y debemos aceptarla con responsabilidad y obediencia.

Colorin colorado, con esta historia he acabado.

16 comentarios en “El gigante microscópico

  1. Excelente historia contada desde la conciencia de un niño.

  2. Excelente cuento muy apegado a la realidad que vivimos a nivel mundial el día de hoy , se ha llevado muchos seres queridos, sencillamente por que no creemos que el virus en algún momento puede tocar a la puerta y entrar de manera silenciosa para hacer daño a toda una familia y hasta una sociedad , y que tampoco hay ningún tipo de discriminación racial o económica para hacer el daño que crea conveniente…..felicitaciones por esa redacción

  3. me encanto el libro dale like

  4. me encanto el cuento like likel ike

  5. me encanto el cuento de el coronadirus like likel ike

  6. vamos vamos que podemos like like like like like like like comentarios atope sirope

  7. vamos vamos que podemos like like like like like like like comentarios atope sirope pra ganar este concurso comparte dale rapido like

  8. Es muy creativo y con lenguaje variado además del mensaje sobre el tema de actualidad.

  9. Que buena imaginación y capacidad de un niño tan joven para relacionar y enlazar en un cuento un tema tan coyuntural como es el tema del COVID, que buen futuro le espera a este joven, felicitaciones !!

  10. Super…me gusto mucho!!!?

  11. Eres muy inteligente y te fluyen las ideas para escribir, redactar y crear historias. De manera desprevenida encontraste un camino por el cual te interesaste a tan corta edad y ese es un primer paso para guiar tu vida, además es un buen rumbo que aporta a la sociedad. Tu personalidad es como un tallo de un árbol y las hojas son las situaciones pasajeras de la vida, por lo tanto no te desanimes nunca, debes seguir tu camino , el que escogiste y hacer siempre bien lo que te gusta.

  12. Muy buena narración. Todo lo que buen niño ve y los adultos no entendemos.

  13. Excelente, ¡gran trabajo!

  14. Te amo hijo y no importa si ganas, pues no manejamos redes para lograr votos;!lo realmente importante es que la gente leas tus escrito.!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.