Publicado el Dejar un comentario

Una experiencia fantástica e inolvidable

Una experiencia fantástica e inolvidable

Por: Erly Kimberly

Hola a todos, tengo 10 años y estudio en homscholing (educación en casa) por medio del ICT (Instituto de Capacitación para el Trabajo), y les voy a decir cómo ha sido mi experiencia en la cuarentena.         

Antes de que empezara la cuarentena estábamos en un apartamento. Yo oía a la gente hablar de eso y sabía que existía el coronavirus, pero ni yo ni mi familia teníamos la menor idea de que a los niños nos iban a poner toque de queda y antes de que lo pusieran sin saber mi familia y yo nos devolvimos a la casa donde vivíamos y después fue que lo pusieron. Cuando estaba empezando la cuarentena yo no podía creer que nos tocara tanto tiempo encerrados sin que los niños saliéramos ni una sola vez en CUARENTA DIAS ESO ES MAS DE UN MES eso pensaba yo y sin embargo han corrido la cuarentena. Poco tiempo después de que iniciara la cuarentena empezaron las clases virtuales y como yo estaba en violín y caricatura entonces mis profesores avisaron que me iban a hacer clases virtuales y con el mismo horario continuaron las clases. Ya me estaba acostumbrando a la cuarentena vemos películas en familia los sábados o los domingos, hacer actividades y tareas entre semana, oficio, ir al patio a jugar, y ¡hasta estoy aprendiendo a tejer! Mi familia y yo veíamos noticias y seguimos viendo y parecía que todo era muy alarmante, pero yo confío que ni a mí ni a mi familia nos va a llegar ese virus. Mi mamá estaba un poco preocupada porque se preguntaba si a mi papá le tocaba ir a trabajar en su trabajo o en teletrabajo (trabajo en casa) hasta que al fin dijeron que en teletrabajo, aunque de vez en cuando lo llaman a su lugar de trabajo.

Y así transcurrió el tiempo, recuerdo cuando hice la paleta gigante ¡entre 10 y 15 sabores diferentes! o más bien paleta de colores, solo hay que echar un poco de jugo de alguna fruta en un molde, pero solo un poco, menos de la mitad del molde, y hay que esperar a que se congele ese poco de jugo y cuando ya esté congelado se vierte otro poco de jugo pero de otro sabor y color diferente sobre el que ya está congelado, pero tiene que estar bien duro el otro jugo para evitar que se mezclen. Y cuando el otro jugo ya esté congelado se echa un nuevo jugo y así sucesivamente.  

Imagen suministrada por el autor.

Y también mi cumpleaños número 10 fue muy bonito los regalos eran lindos y el pastel estuvo delicioso.

Muchos días después mi papá nos dijo a mí y a mi familia que ya podían salir los niños pero que no sabía cuándo, entonces yo me emocioné mucho y no dejaba de pensarlo, hasta que un día mi papá nos dijo que ya sabía cuándo era: los miércoles, sábados y domingos entonces me emocioné mucho más de lo que estaba. Cuando ya era el día de salida alistamos las cosas para salir, menos mal que tenía mi tapabocas a la mano y salimos con mi hermanito Dani, que tiene seis años.

Cuando salimos todo se veía muy extraño, no podía creer que hubiese pasado tanto tiempo sin ver lo que estaba a mi alrededor, pero me gustó salir. Después escuché que iban a dejar salir a los niños de 2 a 6 años y mi otro hermanito Isaacsito que tenía tres años se puso muy contento y ahora salimos con él.

ESPERO QUE LES HAYA GUSTADO MI EXPERIENCIA, HASTA PRONTO…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.