Publicado el Dejar un comentario

Giro de 360°

Giro de 360°

Por: Milos

Todo empezó cuando un país situado en otro continente empezó a brotar una rara enfermedad a la cual le fue llamada covid -19, que en realidad es coronavirus, esta enfermedad no respetó límites entre continentes. Fue extendiéndose hasta llegar a nuestro país.

En realidad yo no creí que esto fuera llegar hasta nosotros, y que fuera dejar tantas muertes y desastres, es increíble ver como nos cambió la vida en cuestión de segundos.

Yo estaba preparando mis uniformes y horario de clases para el lunes siguiente, pero nos llegó una notificación del colegio que decía.

Padres de familia debido a la situación causada por el covid 19, los niños no podrán asistir a las aulas educativas, en principio creí que esto sería muy bueno pero con el pasar de los días y el mes entendí que esto sería más grave de lo que pensaba.

La vida cambió y dio un giro de 360°, dejamos de asistir al colegio y a muchas partes, nuestras actividades pararon como para el tiempo.

El cambio fue tal que empezamos a vivir en un encierro, acostumbrarnos a usar tapabocas, lavarnos las manos frecuentemente y aplicarnos alcohol, ha sido muy difícil porque nuestro estilo de vida cambió ya no volvimos a visitar los parques, centros comerciales y salas de cine.

Estamos en la búsqueda de una cura o vacuna, pero ya llevamos más de 5 meses y no se ha encontrado nada quizás la vida nos está dando una lección pero al verdad es muy fuerte yo siento que no aguanto más a veces siento que voy a enloquecer el encierro en las cuatro paredes es inaguantable. En ocasiones me siento a pensar y a reflexionar un poco sobre lo que se está viviendo y llego a la conclusión de que lo que estamos viviendo es merecido la naturaleza empezó a reclamar lo que le pertenece, y lo hemos podido evidenciar . Debido al encierro mi hermana Valen en ocasiones se ha sentado a llorar porque quiere salir a jugar y divertirse lamentablemente no se podía y solo se alegraba un poco cuando nuestro tío a llevarnos a pasear a su casa para jugar con nuestros primos.

Nosotros estamos ansiosos de que nuestra vida a la normalidad, pero tal parece que nos tendremos que acostumbrar a vivir con esto como anuncio el regreso a clases, volver a ver mis compañeros y maestras, regresar a mis entrenos de fútbol y poder volver a visitar esos lugares para reencontrárnos con nuestras familias, como extraño las reuniones familiares y paseos al rio.

Pero se que un día despertaremos y tendremos la gran noticia, que nuestro planeta superó esta enfermedad y somos libres para continuar nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.