Publicado el Dejar un comentario

Mi cuento tecnológico

Mi cuento tecnológico

Por: Donato

Érase una vez en un pueblo muy aburrido llamado Aburrilandia en donde los días y las noches transcurrían sin nada que hacer, el viento se detenía por estar aburrido, la lluvia lo pensaba dos veces antes de caer ya que sus gotas eran desperdiciadas por niños aburridos, en este lugar ni las aves cantaban porque los habitantes del lugar estaban tan aburridos que no tenían tiempo de escucharlos. Pero en este lugar vivía un niño que no se aburría para nada y luchaba para no perder su energía, su nombre era Joao y era el joven inventor de su pueblo, claro que sus inventos nunca habían salida de su cuarto, lugar al que Joao llamaba “estudio mágico”.

Cierta día este inventor salió a comprar unas cosas para su nuevo invento y en el transcurso de ese viaje tuvo una idea maravillosa, la cual era un juego digital, él se acordó de la vez que visitó el planeta Marte donde sus amigos alienígenas, ellos utilizaban elementos digitales como compualiens, iPhone aliens, tablet aliens y demás, y de esta manera vivían alegres y muy conectados con sus amigos alienígenas de otras ciudades.

Entonces empezó su proyecto, el trabajo fue tan arduo que duró una semana encerrado en su estudio. El lunes de la semana siguiente salió de su estudio con su nuevo invento y lo comercializó en el parque principal de aquel lugar. De repente un señor se le acercó con curiosidad, luego de observarlo detenidamente compró uno de estos elementos digitales y como le gustó mucho se lo recomendó a todos sus amigos. Al paso de los días este invento se convirtió en una gran novedad; sin saberlo Joao el inventor había vendido su invento nada más que al alcalde del pueblo y este lo hizo nominar al premio nobel del entretenimiento.

El mes siguiente asistió a los premias y se ganó el premio nobel gracias a su invento y su imaginación, y desde ese día Joao le devolvió el color y la diversión a su pueblo.

ENSEÑANZA:

La tecnología perfecciona lo bueno que tenemos en cuanto a saberes si la sabemos utilizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.