Manteniendo la democracia ¡Maestro!

En Colombia, desde el decenio de los ochenta, la complicidad entre el narcotráfico y la guerrilla era muy sólida. El M-19 había sido creación de las FARC en connivencia con algunos políticos de la oligarquía colombiana. Para adueñarse de la Nación necesitaban

doblegar a los jueces y derrotar a los militares.

Una figura bonachona e ingenua, como la de Belisario Betancur, era necesaria para conseguirlo; por tanto apoyaron su candidatura a la presidencia de la República con el pretexto de llevar a cabo un “proceso de Paz”, que incluyera la liberación de más de 300 guerrilleros encarcelados por crímenes espantosos.

De este modo, con palomitas blancas y perdonando horrores, lo lograron. En 1982 el M-19 recibió amnistía e indulto. Antes de terminar el mandato de Betancur y sintiéndose militarmente fuertes, los terroristas asaltaron el Palacio de Justicia, en unión con el narcotráfico; mientras el M-19 pretendía tomarse el poder, los narcotraficantes buscaban eliminar

la extradición y seguir enriqueciéndose. En ese momento, el Presidente Betancur entendió el proyecto de los guerrilleros: llegar al poder por las armas. Entonces empleó la fuerza pública, los derrotó y logró mantener el Estado Democrático de Derecho.

Descripción

En Colombia, desde el decenio de los ochenta, la complicidad entre el narcotráfico y la guerrilla era muy sólida. El M-19 había sido creación de las FARC en connivencia con algunos políticos de la oligarquía colombiana. Para adueñarse de la Nación, necesitaban doblegar a los jueces y derrotar a los militares.

Una figura bonachona e ingenua, como la de Belisario Betancur, era necesaria para conseguirlo; por tanto apoyaron su candidatura a la presidencia de la República con el pretexto de llevar a cabo un “proceso de Paz”, que incluyera la liberación de más de 300 guerrilleros encarcelados por crímenes espantosos.

De este modo, con palomitas blancas y perdonando horrores, lo lograron. En 1982 el M-19 recibió amnistía e indulto. Antes de terminar el mandato de Betancur y sintiéndose militarmente fuertes, los terroristas asaltaron el Palacio de Justicia, en unión con el narcotráfico; mientras el M-19 pretendía tomarse el poder, los narcotraficantes buscaban eliminar la extradición y seguir enriqueciéndose. En ese momento, el Presidente Betancur entendió el proyecto de los guerrilleros: llegar al poder por las armas. Entonces empleó la fuerza pública, los derrotó y logró mantener el Estado Democrático de Derecho.

Información adicional

Autor

Formato

Género

ISBN

Núm. de pp.

Presentación

También te recomendamos…